• Pioneros en el cuidado de heridas desde 1922, las últimas innovaciones de Hansaplast han abordado la protección contra las bacterias y la sostenibilidad.
  • La marca alcanza un número récord de apósitos producidos en un día, equivalente a la población de Grecia (10.089.849), antes de su 100º cumpleaños. 
  • En colaboración con organizaciones locales de la Cruz Roja en seis países del mundo, la marca de confianza para el cuidado de heridas continúa con su misión social de educar a niños y padres sobre la importancia de los primeros auxilios.
Este año se cumple un siglo de experiencia en el cuidado de heridas para Hansaplast, que celebra su centenario. A lo largo de los últimos 100 años, Hansaplast se ha convertido en una de las marcas de apósitos más fiables del mundo, dando a las personas la confianza necesaria para llevar una vida sin interrupciones, proporcionando a las familias la mejor protección para las heridas cotidianas.

Desde su creación en 1922, la marca ha estado al frente de la producción y la evolución de una gran cantidad de productos pioneros, incluyendo innovaciones relacionadas con la protección contra las bacterias y la sostenibilidad. Sin embargo, su crecimiento no sólo se ha visto a través de la calidad y la variedad, sino también de la escala. Si echamos la vista atrás al año que precede a su centenario, Hansaplast:
  • Ha batido el récord de apósitos producidos en un día, equivalente a la población de Grecia (10.089.849 unidades).
  • Ha producido suficientes apósitos al mes para proporcionar uno a cada persona en México (152 millones de unidades).
  • Ha producido suficientes materiales en metros para alcanzar la distancia de 3,5 vueltas alrededor de la tierra (130.300 km).

UNA HISTORIA DE 100 AÑOS

Los apósitos han recorrido un largo camino en el último siglo. Ya en 1882, Carl Paul Beiersdorf obtuvo la primera patente para fabricar tiras recubiertas. Esta innovadora "gasa adhesiva" hizo posible por primera vez la aplicación de diversos medicamentos sobre la piel y su efecto durante un periodo de tiempo más largo. Luego, en 1922, todo comenzó: los apósitos con relleno para heridas se vendieron por primera vez con el nombre de Hansaplast.

Desde entonces, sus productos pioneros han evolucionado constantemente: desde los primeros apósitos elásticos listos para usar (Hansaplast Elastic) en 1932 y los primeros apósitos resistentes al agua en 1953 (Hansaplast Aqua Protect), hasta los apósitos hipoalergénicos de 1968 (Hansaplast Sensitive) y la introducción de los apósitos en spray en 1976.

En años más recientes, hemos visto el discreto Reductor de Cicatrices (2000) y los apósitos Hansaplast con el escudo Bacteria Shield (2021), que indica que el apósito protege contra el 99% de la suciedad y las bacterias. 

Hansaplast ha lanzado recientemente su primer apósito climáticamente neutralizado, GREEN & PROTECT, diseñado para ofrecer la misma protección y beneficios curativos en un apósito más sostenible.

CUIDAR MÁS ALLÁ DE LAS HERIDAS

A sus 100 años, en Hansaplast sabemos que la protección de las heridas de las personas debe ir acompañada de la protección de todos los aspectos de la vida de las personas.  Por eso, desde Hansaplast anunciamos este año nuestro objetivo de educar a 200.000 niños de todo el mundo en primeros auxilios y cuidado de heridas para finales de 2025.

Con los servicios sanitarios de todo el mundo actualmente desbordados (según la OMS, en 2021 el 90% de los países informaban de una o más interrupciones de los servicios sanitarios esenciales), el cuidado de las heridas leves en casa es más importante que nunca. 

Al proporcionar educación sobre el cuidado de las heridas a personas de todo el mundo y empoderarlas para que se protejan a sí mismas y a los demás, Hansaplast puede ayudar a prevenir las infecciones causadas por las lesiones cotidianas y tener a las personas cubiertas para una vida sin interrupciones.

"A los niños les encanta ser activos y convertir la vida cotidiana en una aventura, lo que a veces puede provocar accidentes. Por muy pequeña que sea la herida, la suciedad y las bacterias pueden provocar una infección. Por eso cada herida debe recibir el mejor cuidado posible, y por eso es importante que los niños sepan cómo ayudarse a sí mismos y a los demás", explica la doctora Maike Kuhlmann, responsable de Asuntos Médicos y Clínicos de Beiersdorf.
El enfoque "limpiar, proteger, curar" es en general el camino correcto, continúa la Dra. Maike Kuhlmann: "La rutina ideal para el cuidado de las heridas debería constar de tres pasos:

1. Limpiar la herida de suciedad y bacterias con un spray para heridas.

2. Protegerla con un apósito.

3. Ayudar a que la herida se cure más rápidamente aplicando una pomada cicatrizante.

 

Sin embargo, si hay una hemorragia importante que no se detiene, si la herida es profunda o grande, si la herida muestra signos de infección, o si cree que hay algo como un cristal en la herida, así como en caso de cualquier duda, busque ayuda de un profesional sanitario."

DIFUSIÓN DE PRIMEROS AUXILIOS

Según la Federación Internacional de la Cruz Roja, cada año se producen millones de heridas leves y el tratamiento temprano es la mejor manera de evitar posibles infecciones. Enseñan a los niños de entre ocho y catorce años conocimientos esenciales de primeros auxilios para reducir el riesgo de infección causado por las lesiones cotidianas. 

Hansaplast cree que las lesiones cotidianas no deberían interrumpir tu vida, y nos comprometemos a encontrar formas mejores, más seguras y fáciles para que la gente pueda cuidar de sus heridas menores en casa, ayudándoles a convertir las lágrimas en sonrisas.

Para saber más sobre la misión social de Hansaplast, visite nuestra web.

ACERCA DE LA MARCA - 100 AÑOS DE EXPERIENCIA PIONERA EN EL CUIDADO DE HERIDAS

Hansaplast es una de las marcas de apósitos más fiables del mundo. Siguiendo su propósito de marca "Te cubrimos", Hansaplast ofrece productos conocidos internacionalmente por su calidad líder para proporcionar la mejor protección para las heridas cotidianas. Nuestros productos, los mejores de la clase, se venden en países desde Alemania hasta Chile, desde el Reino Unido hasta Australia, bajo las marcas Hansaplast, Elastoplast y CURITAS. Además de apósitos y productos de botiquín, la gama de productos incluye soluciones avanzadas para heridas en los pies, lesiones deportivas, dolores y tensiones.