Curación húmeda de heridas

¿Qué es la curación húmeda de heridas?

La idea de la curación húmeda de heridas vió la luz en 1962, cuando George D. Winter descubrió que la epitelización, el proceso de cierre de las heridas, tenía lugar dos veces más rápido en un ambiente húmedo que debajo de una costra. Actualmente, el principio de curación húmeda se acepta en general en el ámbito profesional, en el cual se han desarrollado numerosos productos para la curación de heridas crónicas a través de la terapia húmeda de heridas.

¿En qué medida puede ayudar la curación húmeda de heridas a curar heridas más rápidamente y con mejores resultados estéticos?

El recubrimiento de una herida con un producto para la curación húmeda de heridas proporciona un medio óptimo para la herida capaz de:

  • Permitir condiciones más favorables para el cierre de la herida (epitelización), la formación de tejido nuevo y para el sistema inmunitario.
  • Permitir que el proceso curativo permanezca inalterado y asegure una curación más rápida.
  • Evitar la formación de costras para optimizar la migración celular y reducir la probabilidad de retracción cicatricial.

Permitir que las heridas curen en un ambiente húmedo acarrea numerosos beneficios. Las tres ventajas principales son las siguientes:

1. Optimización del proceso de curación de heridas
La terapia húmeda de heridas ayuda a crear y mantener condiciones óptimas para la curación de heridas y el crecimiento celular. El exudado de la herida actúa como un medio de transporte para numerosas moléculas bioactivas, que aseguran una formación coordinada del nuevo tejido. Las células crecerán, se dividirán y migrarán a una mayor velocidad para optimizar el proceso de curación de heridas.

2. Curación más rápida
En estudios clínicos se demuestra que el proceso de curación de heridas es más rápido en un ambiente húmedo para la mismas. A medida que se generan condiciones óptimas para las heridas, aumenta el ritmo de crecimiento celular y la formación de tejido nuevo. ¡Esta circunstancia acelera la curación de heridas hasta el 50%!

3. Prevención de la retracción cicatricial y garantía de curación cosmética
En un ambiente húmedo se evita la formación de costras que inhiben la formación de tejido nuevo. Si las heridas curan sin costras y el proceso curativo de las heridas permanece inalterado, la probabilidad de retracción cicatricial disminuye y aparecen mejores resultados cosméticos.

 * Wigger-Alberti W et al., Journal of Wound Care 2009; 18(5):208-14

¿Para qué quemaduras?

El apósito Hansplast SOS Quemaduras está destinado su uso para el tratamiento de quemaduras de primer y segundo grados. Las quemaduras de primer grado afectan únicamente a la epidermis, la capa más externa de la piel. La superfície quemada está roja, algo hinchada, dolorosa, seca y sin ampollas, por ejemplo, una quemadura solar leve. Las quemaduras de segundo grado afectan a la epidermis y a la parte más profunda de la piel, la capa dérmica. A menudo son causadas por escaldaduras o el contacto con llamas. La quemadura presenta enrojecimiento, ampollas, hinchazón y dolor.

Dos efectos muy importantes: Enfriamiento e hidratación.

Los apósitos hidrocoloides para heridas aseguran una curación de las heridas más rápida y mejor, dado que proporcionan un ambiente húmedo para las heridas, capaz de optimizar la reparación de la herida y reducir el riesgo de retracción cicatricial. Además, almohadillan la herida y, de este modo, alivian el dolor y la presión. La matriz hidrocoloide es muy flexible, impermeable aunque transpirable, y permeable al vapor de agua. La piel sensible la tolera muy bien.