Tecnología de Plata.

La plata como antiséptico.

En el curso de la historia, la plata se ha utilizado para tratar diversas enfermedades e infecciones, para desinfectar el agua y los alimentos, así como para tratar quemaduras y heridas. Actualmente, los productos que contienen plata son antisépticos perfectamente confirmados.

La plata actúa como antiséptico debido a que sus iones son activos y pueden atravesar las membranas bacterianas. Interactuando con enzimas y proteínas bacterianas, la plata puede disgregar las características celulares de las bacterias causando distorsión celular, pérdida de viabilidad e inhibición del proceso de replicación bacteriana.

Ventajas de la plata.

En comparación con otros antisépticos, la ventaja de la plata es su eficacia frente a un amplio espectro de gérmenes, incluso en pequeñas concentraciones y durante un periodo de tiempo prolongado.

En un vistazo, sus ventajas principales son las siguientes:

  • Eficacia confirmada.
  • Efecto antiséptico de amplio espectro demostrado.
  • Efecto pro-curación, así como prevención del olor.
  • Excelente compatibilidad cutánea.
  • Tolerado por la piel.

Causas del olor.

El sudor y su interacción con bacterias son el origen principal del olor de pies. Dado que los pies se hallan a menudo confinados en calcetines y/o zapatos y zapatillas de deporte, se intensificará la situación a través de incremento de la humedad. En consecuencia, la población bacteriana de la microflora cutánea es estimulada, lo que provoca subsiguientemente el mal olor de pies.

Cómo previene la plata el olor

Las fórmulas antitranspirantes con plata (ver Hansaplast Silver Protect) ofrecen una amplia eficacia antimicrobiana, incluso en pequeñas cantidades, y reducen las bacterias, que representan la causa más importante del olor no deseado de los pies. Además de esto, las fiables sales de aluminio incluidas en la fórmula también actúan como antitranspirante eficaz frente a la producción de sudor.