Termo y crioterapia

Calor (moderado) y frío.

Percibimos el calor y el frío en diferentes grados en función de la calidad del flujo sanguíneo, nuestro sexo, la forma física, la edad, el metabolismo o el nivel de sueño; por ejemplo, cuando estamos fatigados somos más sensibles a los cambios de temperatura.

Existen varios tipos de receptores térmicos, localizados en la piel y las mucosas de nuestro cuerpo, que cubren un margen de temperaturas y son responsables de cómo experimentamos el calor moderado y el frío.

 

Estos receptores no sólo son activados por la temperatura circundante, los objetos o líquidos calientes y fríos, sino también por sustancias activas y componentes vegetales naturales.

El número uno en Termoterapia

Mediante la Tecnología de Termoterapia, el departamento de investigación de Beiersdorf es el primero en integrar con éxito un complejo activador de calor muy eficaz en una crema para pies muy suave y nutritiva.

 

Los componentes activos del Cuidado Térmico Warm & Care influyen específicamente sobre los receptores responsables de la sensación de calor moderado y aportan dicho calor donde más se necesita.