Una caída por las escaleras, un accidente de coche o una cirugía: muchas situaciones de la vida dejan marca en forma de cicatrices de mayor o menor tamaño. Casi todo el mundo tiene una o varias cicatrices que le recuerdan dichos eventos. Las cicatrices pueden no solo causar dolor e incomodidad, si no que pueden reducir la movilidad e incluso la confianza en sí misma de la persona que las sufre, sobre todo si se sitúan en partes visibles del cuerpo.

¿Cómo se crean las cicatrices?

La formación de cicatrices es una parte natural del proceso de curación después de que la piel se haya dañado. Solo las heridas que no afectan a la dermis pueden curarse sin cicatriz. El organismo no puede sustituir el tejido especializado destruido de la misma forma, por lo que repara la herida con un tejido conjuntivo fibroso con colágeno para “unir” la piel dañada. Incluso después de que la herida se haya curado, el cuerpo sigue enviando colágeno al lugar afectado, por lo que se producen cambios en el tamaño y la forma de la cicatriz a lo largo del tiempo. La llamada fase de “maduración” puede durar años. Aunque la mayoría de las cicatrices no pueden eliminarse por completo, se pueden llevar a cabo pasos para garantizar una curación más uniforme y reducir la visibilidad de las cicatrices existentes. Descubre más información sobre curación de las heridas aquí.
Mano con cicatriz en el dorso
Volver al inicio

Diferentes tipos de cicatrices

Las cicatrices normales se suelen curar en forma de línea fina y pálida. En base a diferentes factores, como la profundidad y la ubicación de la herida o el tipo de piel, algunas personas pueden desarrollar cicatrices anormales.
  1. Cicatriz hipertrófica

    Las cicatrices hipertróficas presentan un aspecto enrojecido y con relieve y pueden picar. Se caracterizan por un exceso de colágeno, causado por un proceso curativo desregulado. Las cicatrices hipertróficas tienen un relieve superior a la piel circundante, pero se limitan a la zona original de la herida.
    Ilustración en forma de corte de sección médico de una cicatriz hipertrófica
  2. Cicatriz queloide

    De manera similar a las cicatrices hipertróficas, las queloides presentan un aspecto enrojecido y un exceso de colágeno. Sin embargo, la diferencia entre ambas es que las queloides se extienden más allá de la zona de la herida original. Las queloides afectan a la calidad de vida, ya que pueden interferir con el movimiento, causar dolor y picar. Son más comunes en personas con pieles más oscuras y no desaparecen ni se disipan con el tiempo.
    Ilustración en forma de corte de sección médico de una cicatriz queloide
  3. Cicatriz atrófica

    Las cicatrices atróficas se caracterizan por los huecos que forman en la piel y se suelen producir a menudo como consecuencia del acné o de ciertas enfermedades, como la varicela. Desde el punto de vista histológico, se caracterizan por una pérdida de colágeno en la dermis. 
    Ilustración en forma de corte de sección médico de una cicatriz atrófica
Volver al inicio

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Algunas personas son más susceptibles que otras a la formación anormal de cicatrices. Entre ellas se encuentran los adolescentes y los jóvenes, así como aquellas con una pigmentación cutánea más oscura. En el caso de las cicatrices queloides, su formación también puede verse afectada por predisposiciones hereditarias. Asimismo, la ubicación en el cuerpo juega un papel importante. Por ejemplo, las cicatrices que aparecen en las articulaciones tienen más probabilidades de sufrir una formación anormal. Ciertas complicaciones como los hematomas, las infecciones, los cuerpos extraños o los edemas puede exacerbar la formación de cicatrices. 
Volver al inicio

Cómo reducir el riesgo de dejar cicatrices

Las cicatrices se forman en la última fase de curación de la herida. Con el fin de reducir el riesgo de acabar con una cicatriz antiestética y garantizar una curación segura y rápida, se recomienda seguir algunos principios básicos de curación de las heridas: 

  • Higiene de la herida: Las infecciones pueden incrementar el riesgo de formación de cicatrices anormales, por lo que debes asegurarte de que la herida esté limpia de partículas, suciedad y bacterias. Usa el spray para heridas Hansaplast para limpiarla de forma rápida y sencilla.
  • Protección de la herida: Asegúrate de que la herida está cubierta con el apósito o la venda esterilizada adecuada de Hansaplast. Así protegerás la herida de gérmenes y bacterias que puedan entrar en la herida, retrasar su curación y causar una infección.
  • Curación húmeda de la herida: Para reducir el riesgo de dejar cicatriz y fomentar una curación más rápida, los expertos recomiendan que se desarrolle en condiciones de humedad. Aplica la pomada para curar heridas Hansaplast para crear las condiciones de curación óptimas y fomentar una curación más rápida con un menor riesgo de dejar cicatriz.

Ten en cuenta también los siguientes consejos para prevenir las cicatrices:

  • Protege las heridas y las cicatrices recientes de los rayos del sol.
  • No expongas las heridas ni las cicatrices recientes a temperaturas extremas.
  • Evita los ejercicios y actividades que puedan causar tensiones en el tejido de la cicatriz.
Volver al inicio

Cómo tratar y reducir las cicatrices

Las cicatrices se suelen percibir como poco atractivas y pueden tener un impacto sobre la calidad de vida, por lo que solemos intentar reducir u ocultar su aspecto. En caso de cicatriz grave, hay varios procedimientos médicos que pueden llevarse a cabo por parte de dermatólogos, cirujanos y otros expertos médicos. Las técnicas más invasivas pueden incluir las inyecciones de corticosteroides, la terapia de láser, o la cirugía, entre otras. 
Además, la visibilidad de las cicatrices puede reducirse con productos tópicos no invasivos, como el reductor de cicatrices Hansaplast. Se ha demostrado clínicamente que este producto aplana y suaviza el tejido de la cicatriz. Los estudios clínicos han demostrado una tendencia positiva en la reducción visible de las cicatrices cuando se usa en cicatrices con relieve y color durante ocho semanas consecutivas durante al menos 12 horas al día.
Aplicación en el brazo del reductor de cicatrices
Volver al inicio
Consulta con un médico si la herida es profunda, sangra demasiado o muestra signos de estar infectada con enrojecimiento, hinchazón o aumento de la temperatura. 
Aunque hemos realizado una recopilación cuidadosa, los consejos que se ofrecen en este sitio web no sustituyen de forma alguna el consejo o el tratamiento de tu médico. Si tienes o sospechas tener un problema de salud, consulta con un médico y sigue sus recomendaciones independientemente de lo que hayas leído en este sitio web. 
Lee siempre cuidadosamente y sigue las instrucciones de uso o los folletos de nuestros productos. Si deseas más información sobre nuestros productos, ponte en contacto con nosotros por correo electrónico a Hansaplast@Beiersdorf.com