Tenista golpeando una pelota de tenis con la raqueta

S.O.S lesiones deportivas

¿Preparado, listo, ay? Las lesiones deportivas pueden afectar a cualquiera en cualquier momento. Aquí se explica cómo abordarlas mejor para una recuperación rápida.

RESPECTO A

S.O.S. lesiones: Qué debes saber sobre lesiones deportivas.

Mantenerse activo tiene muchísimos beneficios que ofrecer a tu salud.
A veces, especialmente cuando la gente se agota o no entrena ni calienta correctamente, estos beneficios se pagan con un tributo en forma de lesiones deportivas.

El inconveniente de mantenerse activo.

El término lesiones deportivas, en su sentido más amplio, se refiere a los tipos de lesiones que se producen más frecuentemente durante la practica deportiva. Algunas lesioness deportivas son consecuencia de accidentes; otras se deben a procedimientos de entrenamiento deficientes, equipo inadecuado, falta de calentamiento y estiramiento insuficiente.

Hombre practicando deporte por la montaña.
¿Has calentado suficientemente? La mayoría de las lesiones deportivas se deben a...
Atleta lesionado en un carril de una pista de atletismo
…calentamiento y estiramiento insuficientes, por lo que pueden ser prevenidos.

Aunque prácticamente cualquier parte del cuerpo puede lesionarse durante la práctica deportiva, el término se suele reservar para las lesiones en el sistema musculoesquelético, que incluye los músculos, los huesos, los ligamentos y los tendones.

La mayoría de las lesiones deportivas pueden prevenirse si se toman precauciones.

Afortunadamente, aunque existen casos agudos o crónicos, la mayoría de las lesiones deportivas, especialmente las debidas a procesos adaptativos o inestabilidades, pueden ser tratadas eficazmente. Y, en gran medida, serás capaz de recuperar tu nivel previo de actividad física después de una lesión. Incluso mejor, numerosas lesiones deportivas pueden prevenirse si tomas las precauciones adecuadas (ver: PREVENCIÓN).


Lesiones articulares corrientes

Ilustración de una lesión en la articulación del hombro
El hombro es una de nuestras articulaciones cruciales, que puede lesionarse fácilmente en los deportes de contacto.

Las articulaciones pueden hincharse y experimentar inflamación y enrojecimiento. Pueden llegar a inmovilizarse, en cuyo caso puede reducirse el movimiento. Lesiones articulares típicas son las lesiones en las rodillas y los codos.

¿Cómo se producen las lesiones articulares?
Las lesiones articulares se producen frecuentemente después de accidentes ciclistas, caídas en deportes de contacto y accidentes de coche.

¿Síntomas?
El dolor, la rigidez, la debilidad, la inestabilidad, la hinchazón y la inmovilidad pueden ser síntomas de lesiones articulares.

Descubre aquí lo que se puede hacer al respecto.

Lesiones  Síntomas  Pasos que puedes emprender.
Rodilla del corredor, Síndrome de la Plica Sinovial de la rodilla y desgarro del manguito de los rotadores del hombro

Inflamación, enrojecimiento, hinchazón, margen de movimiento limitado.

La inflamación, la hinchazón y el enrojecimiento pueden reducirse por enfriamiento (RICER).
Las ortosis ayudan en casos de inestabilidad o juego articular excesivo, mejorando la coordinación de las articulaciones y la estabilidad. 
La rigidez y el reumatismo articular de la rodilla responderán a la terapia por calor.

Lesiones corrientes de músculos y tendones.

Los músculos y los tendones (un tendón es el tejido fibroso que acopla el músculo al hueso en el cuerpo humano) pueden llegar a debilitarse demasiado, lo que les incapacitaría para seguir estabilizando las articulaciones (esto puede llegar a ser rápidamente un problema para las articulaciones que, a su vez, podrían afectarse también). Músculos débiles son aquellos que tendrán menos resistencia y serán más propensos a las lesiones.
Cuando un músculo o tendón es estirado excesivamente con resultado de dolor, inflamación e incapacidad para realizar su función normal, esta situación se denomina distensión. Los signos de distensión son: dolor, contracción o temblor muscular y pérdida de fuerza.

¿Cómo se producen las lesiones musculares y tendinosas?
Las causas de la distensión son el uso excesivo y la tracción o estiramiento del tejido afectado. La distensión puede ocurrir súbitamente o desarrollarse a partir de un uso crónico o excesivo.
Una lesión característica del tendón es la tendovaginitis (inflamación de la vaina tendinosa) causada por uso excesivo, o la tendinitis.

¿Síntomas?
Hinchazón, hematoma moderado, dolor al llevar peso.

Descubre aquí qué hacer al respecto.

Ilustración de una lesión en las articulaciones del hombro y del cuello
El desgaste de una parte corporal (es decir, el hombro en el golf o el tenis) puede dar lugar a dolor muscular crónico.
Ilustración de una lesión en los tendones del tobillo
Los tobillos son especialmente propensos a lesiones tendinosas como distensiones.
Consejo

¡Un esguince grave podría percibirse igual que un tobillo fracturado!
Por tanto, asegúrate que el esguince sea examinado y atendido por un médico con objeto de excluir una fractura.

Lesiones  Síntomas  Pasos que puede emprender.
Dolor sobre el tendón en el tendón de Aquiles o tendovaginitis, espinilla en férula (inflamación de la vaina del tendón). Dolor, rigidez, dolor en el recorrido de movimientos, debilidad y falta de resistencia, articulaciones inestables, dado que los músculos débiles dejan de estabilizarlas.

Las lesiones musculares y tendinosas agudas pueden ser tratadas con RICER: Enfriar con una compresa fría reducirá la inflamación y el dolor.
Las lesiones y la rigidez musculares crónicas pueden tratarse con calor. La terapia por calor actúa aliviando el dolor, reduciendo el espasmo muscular y mejorando la circulación de la zona lesionada.
En fase de rehabilitación: El talón se eleva.

Lesiones ligamentosas corrientes.

Los ligamentos son los tejidos conectivos fibrosos, algo elásticos, que unen un hueso con otro en el cuerpo. Su función consiste en estabilizar la articulación de manera que los huesos se muevan según la alineación correcta. Son muy propensos a las lesiones. También controlan el margen de movimientos de una articulación (por ejemplo, son los que evitan que el codo se flexione hacia atrás o, por ejemplo, también ayuda a realizar las complejas actividades coordinadas necesarias para la práctica de deportes).
Los ligamentos están compuestos de tejido conectivo denso, consistente en una sustancia proteínica denominada colágeno. La organización de las fibras de colágeno confiere al ligamento su resistencia a la tracción. Otra función de los ligamentos es proporcionar una aportación proprioceptiva al cerebro, que permite a una persona saber en qué posición están las articulaciones sin verlas.

¿Cómo se producen las lesiones ligamentosas?
Es necesario una fuerza considerable para dañar los ligamentos. En un deporte de choque, como el fútbol, esta lesión se produce fácilmente por la oposición de los jugadores o cuando un jugador se engancha el pie en el césped y el peso de todo su cuerpo carga en una sola articulación. Entonces, esta fuerza causa un daño estructural en la cápsula articular y los ligamentos, lo que es conocido como esguince ligamentoso.

El ligamento cruzado anterior, que se localiza detrás de la rodilla y se conoce a menudo como LCA, se lesiona corrientemente en los deportes duros.
Otro ligamento que se lesiona frecuentemente es el ligamento peroneoastragalino anterior en la articulación del tobillo.

Ilustración de los ligamentos de la rodilla,  son los que alinean la coordinación de la rodilla.
Los ligamentos son los que alinean la coordinación de la rodilla.

Las lesiones de los ligamentos de la rodilla son los más corrientes.
Causas:

  • Torsión de la rodilla.
  • Golpe sobre la rodilla.
  • Extender la rodilla demasiado lejos.
  • Saltar y tomar tierra sobre una rodilla flexionada.
  • Detenerse súbitamente al correr.
  • Cambiar repentinamente el peso de una pierna a otra.

Síntomas – en general:

  • Dolor, a menudo súbito e intenso.
  • Crujido o chasquido ruidoso durante el traumatismo.
  • Hinchazón.
  • Sensación de aflojamiento en la articulación.
  • Incapacidad para cargar sobre el punto sin sentir dolor.

Descubra aquí lo que puede hacer al respecto.

Lesiones  Síntomas Pasos que puedes emprender.
Tobillo: Cruzado anterior o LCA; colateral lateral o LCL, esguinces de las muñecas, traumatismos de los ligamentos de la rodilla.

Las articulaciones son hipersensibles o algo dolorosas cuando se les pone peso encima o están hinchadas. Los esguinces pueden ser leves, moderados, y graves. La gravedad de la lesión dependerá de su magnitud (si se trata de un desgarro parcial o completo) y del número de ligamentos implicados. Un esguince leve es el resultado de un estiramiento o leve torsión del ligamento.

Lo mejor es tratar la torsión de los ligamentos con hielo. Aplica RICER. Si tienes un esguince de tobillo, aligera el peso que pones sobre la articulación.
Aplica hielo sobre la zona durante 10 a 15 minutos 3 a 4 veces al día.
Según RICER, aplicar en la articulación un vendaje compresivo para reducir la hinchazón es útil.
Todos los casos de insuficiencia crónica y lesiones de ligamentos debidos a inestabilidad pueden beneficiarse de las ortosis.

Factores de riesgo

Varios factores pueden aumentar la probabilidad de que sufra una distensión muscular en la pierna; entre estos factores destacan los siguientes:

01

Tirantez muscular. Los músculos tirantes son vulnerables a la distensión. Los ejercicios de estiramiento diarios reducirán el riesgo de tirantez muscular en atletas.

No estás en forma. Los músculos débiles y desentrenados son menos capaces de resistir el estrés del ejercicio y, en consecuencia, son más propensos a las lesiones. No superes tu límite en el momento de correr. Tómatelo con calma.

02

03

Desequilibrio muscular. ¿Hay un grupo muscular mucho más fuerte que el grupo muscular opuesto? En caso afirmativo, este desequilibrio puede dar lugar a una distensión. Esto ocurre frecuentemente con los músculos del tendón de la corva, que pueden llegar a fatigarse más rápidamente que otros músculos más fuertes de la pantorrilla.

Fatiga muscular. La fatiga reduce las capacidades absorbentes de energía de los músculos, haciendo que sean más propensos a lesiones.

04


MANEJO DE LA SALUD

Conocimientos prácticos: La Regla R.I.C.E.R.

Bien se trate de un esguince o una torsión, la aplicación de la regla R.I.C.E.R. ayudará como medida de primeros auxilios.

La regla R.I.C.E.R. (reposo, hielo, compresión, elevación, derivación) ayudará en caso de esguinces, magulladuras menores, dolor muscular y movimiento doloroso.

Qué es: R.I.C.E.R. es el patrón de oro y la fórmula recomendada para recuperarse de una lesión.

Qué hace: Previene una lesión posterior en la parte corporal dañada inmediatamente después de la lesión. Si se aplica con ahínco y correctamente, R.I.C.E.R. puede reducir considerablemente el tiempo de recuperación.

Actúa con rapidez: La franja de tiempo más importante en el tratamiento de las lesiones deportivas agudas es el de las primeras 24 a 48 horas después de su aparición. El daño en el tejido blando ocurre, por ejemplo, cuando un músculo se desgarra o se rompen vasos sanguíneos, lo que inducirá a que la parte corporal lesionada comience a hincharse. El incremento del volumen de sangre en la zona puede causar más hinchazón y edema, lo cual debería prevenirse.

Reposo Hielo Compresión Elevación Derivación

R.I.C.E.R. paso a paso:

R.I.C.E.R. actúa tan satisfactoriamente porque cada componente funciona para ayudar a limitar la hinchazón y reducir el dolor causado por la lesión.

Reposo. El reposo es la primera línea de acción para cualquier lesión deportiva. Evita el dolor o daño adicional de la articulación o la parte corporal lesionada. Evita, en lo posible, el movimiento para limitar lesiones posteriores. Esto no se refiere sólo a reposar inmediatamente de la actividad después de la lesión, sino también durante un periodo subsiguiente. Pregunta al médico o fisioterapeuta el periodo de tiempo recomendado.

Atleta estirada sobre un banco con una lesión en la rodilla
¿Dolor en la pierna? El reposo es la primera medida.

Atleta aplicando un spray para enfriar la lesión de rodilla
Enfríalo: La aplicación de hielo o un spray para enfriar la lesión inmediatamente después de que se haya producido es fundamental.

Hielo. Enfriar el tejido ayuda a reducir el dolor, la hichazón y la hemorragia interna. Puedes enfriar cómodamente la parte corporal lesionada utilizando una terapia calor-frío o un spray de frío. No apliques la terapia fría directamente sobre la piel, sobre todo si la piel está rasguñada (tampoco utilices el spray en este caso); no obstante, envuélvela con una toalla y colócala sobre la zona lesionada. Déjala en el sitio durante unos 15 a 20 minutos pero no más. Posteriormente, vuelve a aplicarla después de unas horas. 


Compresión. El uso de una ortosis estabilizadora, un esparadrapo o un vendaje evitará toda hinchazón adicional. Asegúrate de que el vendaje no esté demasiado ceñido.

Atleta con una ortosis estabilizadora en la rodilla
Somete la lesión a cierta presión para prevenir la hinchazón posterior.

Mujer con el pie vendado reposando en alto
Lugares altos: Asegúrate de elevar la zona lesionada.

Elevación. La elevación de la parte corporal lesionada, por ejemplo con una almohada, ayudará a reducir la hemorragia y la hinchazón, dado que la gravedad contribuirá a alejar líquido de la zona lesionada. La disminución de la hinchazón puede también disminuir el dolor. En lesiones de la parte inferior de la extremidad, debes tratar de mantener el tobillo por encima del nivel de la cadera. Las lesiones de la parte superior de la extremidad pueden elevarse utilizando una almohada o un cabestrillo. Durante las 48 primeras horas trata de elevar la extremidad lesionada a la mayor longitud posible.


Derivación. Significa consultar con tu médico o con un fisioterapeuta. Sólo un especialista puede establecer un diagnóstico preciso y organizar el cuidado y el tratamiento en curso.

Traumatólogo realizando un diagnóstico de una lesión en el pie
Ve a un médico para un diagnóstico y tratamiento precisos.

¡Asimismo, si te sientes inseguro sobre el tipo de lesión que podrías tener, acude al médico!
Rogamos tengas en cuenta que el consejo dado en esta página no sustituye la exploración y el diagnóstico médicos.


PREVENCIÓN

Cómo prevenir la repetición de la lesión:

Cualquiera que haya experimentado alguna vez una lesión sabrá que la mejor cura es la prevención. A continuación proporcionamos algunas recomendaciones generales que puedes seguir con objeto de eliminar algunos factores de riesgo. Asimismo, asegúrate de que una lesión antigua se ha recuperado competamente antes de reanudar tus actividades. En caso necesario, consulte con tu médico o fisioterapeuta antes de empezar de nuevo.


Consejos para prevención:

01

Calienta adecuadamente. No empieces con "frío". Efectúa algunos ejercicios musculares simples después de que hayas estado corriendo o ejercitando un rato (ver nuestra biblioteca de vídeos) y estira los brazos y piernas hasta sentirte relajado.

Usa el equipamiento correcto. Asegúrate de que el calzado es cómodo, ajusta bien y que llevas ropas calientes y secas así como calcetines bien adaptados. Si necesitas protección o si tienes los huesos débiles, asegúrate de que los tobillos y las rodillas estén bien protegidos con esparadrapos y vendajes.

02

03

Después de una lesión o durante la recuperación: No hagas excesos demasiado pronto. Imponte un ritmo y recupera la fuerza lentamente. Si sientes una punzada de dolor donde habías sufrido la lesión, concédete una pausa.

Da siempre a tus músculos la oportunidad para recuperarse entre las sesiones de ejercicios. No condenses el nivel de actividad de una semana en un día o dos. Trata de mantener un nivel de actividad moderado a lo largo de toda la semana.

04

05

Incrementa gradualmente tu nivel de ejercicios. No trabajes demasiado cuando empieces. Verifica el concepto de actividad graduada. Acepta y respeta los límites de tu cuerpo. Podrías no ser capaz de actuar en el mismo nivel que hace 10 o 20 años. Modifica tus actividades según sea necesario.

Recuerda llevar prendas seguras. En función del deporte que practiques, esto puede significar soportes para la rodilla o la muñeca, o una careta.

06

07

Esfuérzate en realizar sesiones de ejercicios cardiovasculares y de cuerpo entero, entrenamiento de fortalecimiento y ejercicios de flexibilidad. Por ejemplo, el entrenamiento cruzado reduce la lesión mientras fomenta un buen estado físico completo.


¿Calor o frío? El tratamiento térmico.

Las terapias frías y calientes se encuentran entre los tratamientos utilizados más frecuentemente para lesiones deportivas, incluso en traumatología en general. Así, ¿qué es lo más correcto para usar en una lesión, frío o calor? Y, ¿cuánto duran los tratamientos con frío o calor?

Tratamiento por frío (crioterapia)

Deportista aplicando frío en un hombro
na terapia fría reducirá la hinchazón y mitigará el dolor.

Utilizado más frecuentemente para lesiones agudas. Si ha sufrido una lesión reciente (en el curso de las últimas 48 horas) en el que la hinchazón es un problema, ésta es la primera medida que debes tomar: Las terapias frías pueden ayudar a minimizar la hinchazón en torno a la lesión.

Las terapias frías se utilizan frecuentemente después de lesiones como esguinces de tobillo. La aplicación de una compresa fría precoz y frecuentemente durante las 48 primeras horas ayudará a minimizar la hinchazón.
La disminución de la hinchazón alrededor de una lesión contribuirá a controlar el dolor.

Los tratamientos por frío pueden utilizarse también para procesos crónicos, como lesiones por desgaste en atletas. En este caso, enfría la zona lesionada después de la actividad para ayudar a controlar la inflamación. Nunca enfríes una lesión crónica antes de la actividad.


Tratamiento por calor.

Los tratamientos por calor se utilizan en procesos crónicos para ayudar a relajar y aflojar tejidos, y para estimular el flujo sanguíneo a la zona. Utiliza los tratamientos por calor en procesos crónicos, como lesiones por desgaste, antes de participar en actividades.

El calentamiento de los tejidos puede consumarse fácilmente utilizando parches de calor, que aliviarán el dolor y la rigidez, y ayudarán a disminuir los espasmos musculares e incrementar la movilidad. Los Parches Térmicos de Hansaplast son una solución idonea para lograrlo: La sensación de calor se producirá al cabo de 30 minutos y el calor durará unas 8 horas, a una temperatura constante de aproximadamente 40° C. En consecuencia, los músculos tensos y contracturados quedarán relajados.

Hansaplast ABC plaster proporciona calor a la zona lumbar
Alivio en caso de rigidez o lesiones por desgaste: Los tratamientos por calor ayudarán y se presentan en cómodos parches.

¿Hielo o calor?

 Hielo  Calor
Cuándo usarlo Utiliza hielo después de una lesión aguda, como un esguince de tobillo, o después de actividades que irriten una lesión crónica, como la espinilla en férula.
Utiliza calor antes de actividades que irriten lesiones crónicas, como distensiones musculares. El calor puede ayudar a aflojar tejidos y relajar zonas lesionadas.
Cómo hacerlo Existen varios modos de aplicar hielo en una lesión. Las terapias frías constituyen uno de los métodos más cómodos. Asimismo, un spray para enfriar, que se aplica con facilidad, cumplirá la misma tarea. Los parches Hansaterm Apósito Medicamentoso son un método cómodo. Ofrecerán calor constante a 40°C. Aplícalas en la zona lesionada y déjalas un máximo de 8 horas para que relajen los músculos tensos.
Durante cuánto tiempo Aplica los tratamientos con hielo durante no más de 20 minutos cada vez. Demasiado hielo puede ser perjudicial y causar incluso congelación; la aplicación de más hielo no significa más alivio. No es necesario aplicar un tratamiento térmico durante más de 20 minutos. No apliques nunca calor mientras duermes.

CONSEJO DE EXPERTO

Asegurarse de tomar las medidas preventivas correctas es fundamental para evitar lesiones deportivas posteriores. Descúbrelo.

Dr. Gerd Müller, experto y especialista ortopédico

El equilibrio entre estiramiento y fortalecimiento en las sesiones de ejercicios es lo mejor que puedes hacer a favor de tu sistema musculoesquelético. No entrenes sólo los aspectos fáciles, dado que éstos son tus fuerzas predispuestas.

"El equilibrio en tus sesiones de ejercicio es clave para la prevención de lesiones deportivas". Contrarresta: una persona delgada y muy móvil debe incluir ejercicios de estiramiento en sus rutinas, y viceversa".

Rogamos tener en cuenta que ninguno de los consejos o recomendaciones anteriores sustituyen el asesoramiento médico. Importante: Consulta con un profesional sanitario en caso de una lesión o si sospechas un desgaste de las articulaciones o un proceso médico como una fractura. Debes consultar con un médico en aquellos casos agudos en los cuales el proceso se acompaña de enrojecimiento, hinchazón o hipertermia de las articulaciones, trastorno articular progresivo o dolor intenso y/o se asocie a síntomas neurológicos (por ejemplo, entumecimiento, hormigueo, o si el dolor irradia hacia la pierna o piernas).

Para información adicional respecto a los productos Hansaplast, rogamos nos contactes por email en argentona.contact@beiersdorf.com. Lee minuciosamente las instrucciones para uso que figuran en los envases de nuestros productos.