Pies de mujer con la pedicura realizada y las uñas pintadas de color rojo

Cómo llevar a cabo por si mismo/a
una pedicura excelente

Diez pasos para pies suaves
y bien cuidados

Fácil de hacer en tu casa

Recostarse en un sillón de pedicura puede ser el último recurso del mimo; sin embargo, si deseas tener pies bien cuidados ¡puedes conseguir los mismos resultados en tu casa!. Te participamos los secretos del "házlo tú mismo" para obtener pies suaves y mimados.

Instrumentos de pedicura en una cubeta
1. Comenzando
Coje con una palangana con agua tibia, una toalla y todos los utensilios que necesites. Comprueba si las piedras pómez, las tenacillas, las tijeras y las limas están en buen estado. Elije el tono de laca para uñas que deseas usar, coje compresas de algodón, etc... Júntalo todo para que no tengas luego que ir buscando cosas cuando ya te encuentres en plena pedicura.

Junta los instrumentos de pedicura en una cubeta de manera que pueda alcanzarlos fácilmente.

2. Elimina la laca de uñas gastada
Se recomienda el uso de un disolvente para laca de uñas sin acetona, dado que el uso de acetona podría resecar las uñas de los dedos de los pies y provocar la aparición en ellas de grietas o hendiduras en los bordes.
3. Remoja

Remoja los pies durante unos 15 minutos en agua tibia con un líquido especial para empapar los pies  o aceites añadidos. Este procedimiento no sólo es relajante sino que ablandará tus pies para permitir una eliminación más fácil de piel seca y muerta.

4. Seca

No olvides las zonas situadas entre los dedos de los pies, dado que se trata de puntos de recolección de suciedad y bacterias. Sécalas a fondo y pasa a través de ellas la esquina de una toalla.

Pies bonitos y suaves con apoyados en una piedra pómez

6. Configura

La conservación de las uñas en buen estado no debe ser pasado por alto. Las uñas largas pueden dañar los calcetines o medias e incluso cambiar el modo de andar. Ten cuidado al recortar las uñas, dado que cortar demasiado puede causar uñeros. Así, no las recortes o limes más de un trozo diminuto abajo de la pared lateral; la forma de la uña debe reflejar la curva natural de la cutícula. Seguidamente, lima los bordes suavemente. Si las uñas de los dedos de los pies tienen una estructura, puedes utilizar una lima de uñas para nivelarla en cierta medida. Si deseas eliminar las cutículas no las cortes, dado que podría lesionarlas; en su lugar, empújalas hacia atrás suavemente, procedimiento que se facilitará después de un baño de pies.

5. Alisa la materia de lado a lado
Los pies blandos son tan importantes como un pulimento impecable, dado que la eliminación de sus callosidades con regularidad ayudará a prevenir la formación de placas cutáneas más gruesas y, posteriormente, incluso grietas. Conseguirlo exige algo de trabajo y dedicación. Podría  prescindir por completo de la alarmante máquina de afeitar, dado que su uso podría causar lesiones y daños por debajo de zonas cutáneas. En su lugar, utiliza una lima para pies con superfície metálica o piedra pómez. Actúa diligentemente sobre las zonas callosas y cuarteadas de los pies, especialmente en los talones y las partes anteriores de las plantas de los pies. Si practicas este procedimiento con regularidad te ahorrarás un trabajo ingente posterior.

Consejo: Si actúas sobre las callosidades después de remojarlas, estarán más blandas y fáciles de recortar.

file

7. Añade algo de humedad
Después de todo este trabajo llega el momento para cierto mimo: La aplicación de un hidratante especial ayudará a que la sensación en tus pies sea de blandura y lisura. Dado que la piel del pie es mucho más gruesa que la de cualquier otra parte del cuerpo, necesitarás un producto con propiedades hidratantes eficaces. La acción intensiva de una crema es ideal. Concédaete el tiempo necesario para aplicar un masaje en tus pies a medida que utilices la loción. Este procedimiento no es sólo muy relajante y estimulante de la circulación de los pies, sino que contribuirá también a la penetración de la crema.


Ahora, en cuanto a la pintura...

8. ¡El colmo de uñas! En primer lugar, asegúrate de retirar de las uñas los residuos de la loción usando un disolvente de laca sin acetona. Antes de aplicar la capa base, las uñas deben estar perfectamente secas y sin restos de loción. Para evitar que la laca de las uñas se ensucie, desliza entre los dedos de los pies un par de separadores esponjosos.

Mujer pintándose las uñas de los pies con laca de uñas

Extiende una capa base para evitar que la laca de uñas cambie la coloración de las uñas. Asimismo, proporciona a las uñas de los dedos de los pies un toque de laca de vez en cuando. Manteniéndolas pintadas constantemente pueden llegar a cambiar de coloración, especialmente cuando utilices tonos oscuros de laca de uñas.

Deja que cada capa seque durante unos 10 minutos.

9. Pinte a distancia
Deja secar la capa base durante unos 10 minutos. Seguidamente, aplica el color que desees. Una buena medida para aplicar el color es pintar tres tiras de laca, una en el centro y las otras dos en los lados. Después de aproximadamente 10 minutos, pinta una segunda capa y luego una capa definitiva al cabo de otros 10 minutos. A continuación, deja que los dedos de los pies sequen durante 1 hora por lo menos. Usa unas flip-flops con objeto de no estropear la laca.
 (Nota: Un color opaco u oscuro tardará más en secarse que un tono claro, especialmente si se han aplicado varias capas).

Mujer dejando secar la laca de uñas de sus pies durante 10 minutos

10. Mantén los pies elevados
¡Hemos terminado! Tus pies te lo agradecerán. Además, con un poco de mantenimiento puedes conservar tu pedicura durante un periodo prolongado. Para prevenir el desperfecto, extiende una capa externa dos veces por semana.
Recuerda también limar las callosidades en la ducha a días alternos y utilizar con regularidad una crema para pies hidratante y concentrada, como Hansaplast Velvet Feet. Esto evitará la reaparición de las callosidades.


Añade algunos mimos extra...

Incluso cuando no dispongas de tiempo para realizar un procedimiento de pedicura completo, puedes tratar tus pies con cierto mimo extra de vez en cuando:

01

Disfruta de un baño de pies relajante durante 15 - 20 minutos en agua caliente, por ejemplo, mientras estas viendo la televisión. Puedes añadir al agua sales o aceites aromaterápicos..

Extiende una cantidad generosa de crema para pies, en tus pies antes de acostarte por la noche y, a continuación, introduce tus pies en un par de calcetines de algodón. El calor moderado contribuirá a la penetración de la crema y, por la mañana, tus pies estarán blandos como los de un bebé.

02

03

Proporciona a tus pies una sensación de frescor extra utilizando un spray para pies, por ejemplo, Hansaplast Silver Active. La fórmula recién desarrollada de este antitranspirante contiene iones de plata y aborda el problema de las bacterias y el olor, permitiendo una sensación de frescor en tus pies durante 48 horas.


Para información adicional respecto a los productos Hansaplast, rogamos nos contactes por email en argentona.contact@beiersdorf.com. Lee minuciosamente las instrucciones para uso que figuran en los envases de nuestros productos.